¿Hasta dónde te conoces?

A lo largo de los siglos se nos ha exhortado con la frase “Conócete a ti mismo”… y esto supone algo más que mirarse al espejo mientras uno se peina. Como señala el famoso psicoterapeuta Albert Ellis, “Los fallos de la honestidad hacia uno mismo están en la raíz de casi toda perturbación emocional ySigue leyendo “¿Hasta dónde te conoces?”

…y luego a los demás

Esta es la segunda parte del anterior post “Sedúcete a ti mismo.” Rinad se estremeció. En el fondo había empezado a entender el mensaje de sus amigos. Tímidamente preguntó: – Entonces… ¿tengo que quererme y aceptarme tal y como soy? Roberto respondió: – Eso mismo, Rinad. Eres tu mejor amigo, el único que siempre teSigue leyendo “…y luego a los demás”

Sedúcete a ti mismo…

Rinad no podía dormir, estaba muy nervioso esa noche. Se levantó de la hamaca y anduvo a tientas, intentando no hacer ruido para no despertar a Kheldar, Francis y Stomp, que soñaban plácidamente. La madera crepitaba bajo cada uno de sus pasos. Rinad se dirigió, entre las sombras que proyectaba el candil, hacia la puerta.Sigue leyendo “Sedúcete a ti mismo…”

Diario de a bordo

Diario de a bordo En algún lugar de internet, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que, casualidades de la vida, en algún punto se cruzaron los destinos de varios intrépidos aventureros. Cada uno de ellos procedía de una parte del globo: Costa Rica, Colombia, Argentina, México, España… La vida está llenaSigue leyendo “Diario de a bordo”