Seducir es fácil

Cada vez tengo más claro que para seducir no hay que saber nada, sólo consiste en sentir. Concretamente, en sentirte bien contigo mismo, en ser feliz, disfrutar de tu vida y luego te sale solo compartir eso con los demás.

La felicidad seduce. De hecho, he podido comprobar que la mayor parte de las veces que he tenido éxito ha sido cuando más feliz estaba con mi vida, sin necesitar a nadie y haciendo lo que me daba la gana en cada momento.

La seducción es fácil, sale sola cuando estás bien. La seducción es alegría y disfrutar. Decir “necesito consejos”, “no quiero fastidiarla”, “¿qué puedo hacer?”… eso NO es seducción. Eso es preocupación, tristeza, estrés, agobios, presión, prisa… y justamente eso es lo contrario de alegría y disfrute. La actitud de la que hablamos en este sitio es siempre DISFRUTAR y aprovechar cada momento, sin darle importancia al resultado.

Nadie necesita consejos, todos ya tenemos dentro todo lo necesario para ser seductores. Sólo tenemos que centrarnos en disfrutar más, seducirnos a nosotros mismos y el resto saldrá solo.

Además, en vez de preguntar esas pequeñas cuestiones (que son como pedir peces en vez de aprender a pescar), podríamos hacernos otras más enriquecedoras, por ejemplo: “¿cómo puedo disfrutar más?”, “¿cómo puedo ser más feliz?”, etc porque todo eso llevará a que seducir sea mucho más sencillo.

En vez de hablar de teoría o de consejos, mejor dejar paso al corazón y las emociones. Quiero empezar a compartir entre todos los que queráis, momentos de disfrute, historias amorosas y vivencias reales de seducción, en las que hayáis disfrutado con una chica. Todos podemos participar, porque todos hemos vivido alguna vez algo así, aunque su duración haya sido de años, meses, días, horas o que sólo haya durado unos segundos…

¿Por qué digo esto? Porque la seducción es más del 90% actitud. Hay que pensar menos y sentir más. Por eso, estoy a favor del lema “Menos teoría y más práctica”, y me gustaría darle un enfoque más práctico al blog.

Voy a escribir un momento de disfrute que me ocurrió hace un mes.

No intentéis pensarlo, ni analizarlo. Tan sólo leerlo, poneros en la piel, sentir la experiencia como si la viviérais vosotros y difrutarla sin más, con todas las emociones positivas y recordando algún momento mágico que hayáis vivido vosotros…
———-

Un súper abrazo

El otro día fui a cenar con unos amigos y me presentaron a una chica fantástica. Al despedirnos fui a darle dos besos, pero ella, con toda su alegría y naturalidad, me dio un súper abrazo tan cálido, tan entregado, cariñoso y tan sentido! Me encantó, me quedé fascinado y tan contento… 

Seguro que eso tuvo muchísimo que ver con unos cuantos abrazos que he dado con todo mi corazón a muchas personas (incluso recién conocidas) esta semana… jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: