Lo que hacemos es un arte

“Es una noche cualquiera, en algún lugar de este vasto planeta, luego de rasguños y gemidos que saben a whiskey y sal su cabello se esparce en la cama como deseando caer de la misma manera en que los chorros de sudor recorrían su cuerpo. Dio un suspiro profundo y sin voltear a verme exclamó: – Qué delicia!!

Se tumbó junto a mí y empezó a hablarme de generalidades, esas cosas que muchos Maestros Seductores suelen llamar “temas de relleno”. Me contaba anécdotas de su vida y mis dedos le recorrían de arriba a abajo el vientre que hacía escazos minutos acababa de ser testigo de cientos de contracciones preorgásmicas. En un momento ambos nos callamos, nos miramos uno al otro y yo le regalé una sonrisa.

– Cómo es que has cambiado tanto? – Me dijo con voz tierna de princesa. Ni la sombra de esa poderosa femme fatale que había demostrado hacía unas horas.

– La vida cambia, las cosas cambian, los hombres cambiamos…-Susurré viendo hacia el techo.

– Ni todos los hombres, hay muchos que no conocen el arte de complacer a una mujer, y ni les interesa aprenderlo.”

Esas palabras quedaron en mi mente rondándome toda la noche. Qué nos diferencia de tantos otros especímenes masculinos que hay ahí afuera? Qué nos hace distintos a nosotros los seductores? Qué te puede hacer distinto a ti?

Quizá habrás pasado por el instante en que alguno de tus amigos o allegados se ha dado cuenta de que tienes en tu ordenador material de seducción, o quizá alguien de tu barrio se rió inmisericordemente en tu cara al ver que cargabas bajo el brazo algún libro que evocaba seducción o atracción en alguno de sus títulos. Sí , a mí también me sucedió en algún momento, y mi reacción en esos instantes fue de guerrero, porque antes que meterse con mi desarrollo personal, esas personas estaban queriendo meterse con mis creencias, con todo aquello que yo había decidido cambiar por completo un día.

Y es que, la emoción que provoca aproximarse a una mujer que te gusta para hablarle de algo más que el clima o la hora es una sensación orgásmica, pero déjame decirte que para esa mujer que abordas, el hecho de que te acerques a ella ya representa una dicha, porque estás siendo un hombre diferente a los que ha conocido, estás siendo un hombre como los que ella ha esperado, estás siendo un seductor, estás siendo un artista.

Hablarle a una dama, mirarla a los ojos con complicidad, hacerle sonreír pícaramente hasta que su risa contagie su mirada y sus ojos brillen como hace tiempo no lo hacen, sentarse a su lado y hablarle al oído hasta que su piel se erize de una manera tal que puedas sentir el relieve que se extiende por sus brazos hasta su cuello y luego baja a su espalda dándole ligeros espasmos de calor a cada palabra que tú dices es sin duda alguna una labor que no cualquier hombre está dispuesto a hacer.

Las mujeres necesitan a un artista, que les recuerde lo delicioso que se siente que el corazón se les acelere, necesitan a un artista que las ame y se apasione por ellas al punto de envolverlas con su fuego, un amante del arte que esté dispuesto a mostrarles que son deseadas y amadas. Un artista deja el alma en cada obra de arte que traza, y tú amigo mío nunca olvides dejar tu marca en esa mujer que pasa por tu vida, más que darle uno que otro momento de placer, haz tu misión el ser recordado, que tu nombre se escriba en letras doradas en el libro de vida de esa mujer, que ella te recuerde en esos momentos en que añora la seducción. Porque es así caballeros, las damas piensan en la seducción a cada instante, ellas desean a cada momento (aunque nunca lo reconozcan) lograr encontrar un verdadero hombre que desee desmarcarse del resto y darles el placer que tantos remedos masculinos les han negado.

Entrégate al momento, siente la conexión que creas con la mujer con la que estás, hazla vibrar de sensaciones, pero lo más importante, DELEITATE en el arte de recorrer los minutos guiando a tu dama por ese universo artístico llamado Seducción.

“-Tú eres un artista-” Me dijo ella, y me plantó un beso en la boca tan suave que hasta se me olvidó que aún faltaba yo por terminar…

5 comentarios sobre “Lo que hacemos es un arte

  1. Wow!! Un post magnífico, Balleck… es apasionante crear toda esa magia y compartir momentos inolvidables con ellas. El tacto de un verdadero amante es un placer para las mujeres, y para nosotros. Las mujeres están deseando sentirse hermosas y sexys y deseadas. Quieren hombres auténticos que les hagan soñar, que las hagan levitar, que las lleven a un mundo de fantasía, quieren vivir una aventura, todas desean una historia de amor, llena de pasión y romance. Y eso quien mejor puede dárselo es un hombre que esté en completo contacto consigo mismo y su masculinidad. Ése será, aun sin quererlo, el mejor seductor.

  2. Un post fabuloso, sobre trodo los dos últimos párrafos q estoy 100% de acuerdo y tambien subrrrayo el comentario de J.Bond.

    Es más, es facil observar en los gestos de una mujer cuando pasa por varios estados, en el que se está enamorando pq ve q tiene ante sí un tipo con todos estos factores, está enamorada y vive en plenitud cuando vive y experimenta todas estas sensaciones y cuando empiezan a fallar algúnos punto en suma como se apagan sus ojos con el paso de los días y su instinto le hace buscar lo q necesita en otros especímenes masculinos.

  3. Grandioso Balleck, me gusta “un artista deja el alma en cada obra de arte que traza” y nosotros hemos nacido para el bello sexo, para darles placer haciéndolas vivir un momento lleno de fantasía y magia y hacer que goce cada vez que nos recuerde 😉

  4. Un gran post Balleck!! Uno de los mejores que he leído acerca de la seducción. Y créeme que he leído mucho de este tema.

    Se agradece encontrar a una persona que piensa como tú acerca de la seducción, porque para mí eso es seducir. Y no aquellas personas que están empeñadas en engañar a las mujeres, incluso a si mismos, para traer algo de sexo a sus vidas.

    He leído muy poco de vuestro blog pero puedo aseguraros que si teneis post que traten sobre las cualidades y creencias que Balleck indica, tendreis un lector acérrimo.

    Un abrazo

  5. Saludos Depaso, y bienvenido a nuestro barco.

    Espero que te alegre la noticia de que, en efecto; tenemos posts que desarrollan, amplían y complementan lo que Balleck ha mencionado… Tanto aquí, como en nuestros blogs personales, que te invito a visitar cuando quieras: Balleck, Kheldar, Dr.Francis, James Bond.

    Un abrazo, y bienvenido cuando gustes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: