¿Amar o necesitar?

“Ama y haz lo que quieras.” – San Agustín

Cuánta razón encierran esas palabras, si sabes realmente lo que es amar a una mujer.

Hay dos formas de amar. Hay una MALA y una BUENA. De hecho, la mala no se llama AMAR, se llama NECESITAR.

Ejemplo de una MALA: (la historia del típico “chico bueno”) un chico se enamora de una chica. No deja de pensar en ella. Se obsesiona. La pone en un pedestal como si fuera una Diosa, como si ella estuviera por encima de él, como si ella fuera demasiado para él. La necesita. Se vuelve sumiso y hace todo para agradarle. Haría cualquier cosa por ella, incluso perdiendo su dignidad. La pone como el centro de su vida, el eje de su existencia. Ella es su máxima prioridad. Cuando ella no responde como él quiere, él sufre. Lo pasa mal, siente ansiedad, angustia, dolor. Su felicidad depende de ELLA. Su vida no tiene sentido sin ella. Es totalmente DEPENDIENTE. Ella es como una droga para él. Él nunca la abandonará, no importa lo que ella le haga: infidelidad, maltrato, insultarle… Tiene mentalidad de escasez, ella es “el tren” de su vida y no lo puede dejarla escapar. Tiembla cada vez que actúa temiendo hacer algo mal que a ella no le guste y que ella se aleje de su lado. Si ella le deja, él se deprime, tendrá problemas psicológicos, está MESES hundido, sin salir de casa, llorando, escribiendo poemas melancólicos. Esta es la oportunidad de su vida. Ella es especial y única, una entre millones. Si la pierde, no volverá a encontrar ninguna como ella.

Ejemplo de una BUENA: (un seductor, el típico “badboy”, el hijo de puta, el cabrón) el chico se enamora de ella. Quiere estar con ella pero NO la necesita. Es independiente. No se siente intimidado. Ninguno de los dos está por encima del otro, sino que son iguales. No cambia su forma de ser por ella. Él tiene su vida y sigue viviéndola igual que antes de que llegara ella. Está demasiado centrado en sus problemas y sus asuntos, y ella es secundaria, pero nunca es lo principal de su vida. ÉL es el centro de su vida, el eje en torno al cuál gira su vida. En realidad ella le encanta, pero tiene una actitud de “no me importa perderte”. En cualquier momento él puede alejarse de ella o ella de él, y quizás sienta pena o un poco de dolor, pero se recuperará en seguida. Su felicidad depende sólo de ÉL. Él sabe que antes de estar ella, él ya era feliz, con ella también lo es, y después de ella seguirá siendo feliz. Tiene mentalidad de abundancia: ni teme equivocarse, ni teme perderla. Ella es especial y única, pero si se marcha, sabe que hay muchas más mujeres que también son maravillosas. Pronto encontrará otra igual de fantástica o mejor.

¿Cuál es el secreto que diferencia al caso #1 del caso #2? ACEPTARTE A TI MISMO y QUERERTE TAL Y COMO ERES.

El chico bueno no tiene amor propio, por eso busca en ella a alguien que le quiera: ella. Cree que con el amor de ella será feliz. Y pone las expectativas y todas las esperanzas de su felicidad en ELLA. Eso es demasiada presión para una persona. Estas relaciones están abocadas al fracaso.

Estos chicos van al amor “sedientos”, van a PEDIR, quieren RECIBIR amor, no pueden dar apenas nada, porque tienen un vacío interior por dentro que necesitan llenar, necesitan amor. Les falta el “agua” y deseperadamente lo buscan. Ese agua es el amor.

Pero si él no se acepta, dificilmente ni ella ni nadie le aceptará. Realmente estos chicos necesitan ACEPTARSE para convertirse en el chico #2. El chico que se quiere y se siente amado, tiene “agua” abundante, le sobra el amor y puede compartirlo, puede darlo, puede amar.

La clave del chico #2 es que se ACEPTA A SÍ MISMO 100%, tal como es. Con sus defectos y sus virtudes, sus penas y sus glorias. No necesita la aprobación de nadie, porque ya tiene la suya. Se QUIERE!!! Y es feliz SOLO. Por eso, por dentro está ya lleno. Puede AMAR a una mujer, sin esperar recibir. Tiene mucho para DAR.

No te obsesiones sólo con ella. Ten un propósito y busca otras aficiones que no sean ella. Reposa tu vida en muchos pilares: la familia, los amigos, el trabajo, tus aficiones, tus hobbys, tus sueños, tus metas, tus proyectos, viajar, tu moto, el equipo de fútbol…

El chico #1 hace que ella sea su aventura. El chico #2 vive su vida al límite, de forma excitante, sale al mundo a vivir una aventura y la invita a ella a compartirla con él.

Las mujeres quieren el segundo chico. Ellas no quieren ser LA aventura, sino quieren ser llevadas a una aventura.

Un comentario en “¿Amar o necesitar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: